miércoles, 28 de febrero de 2018

¿Cómo mejorar la movilidad sin ser ‘anticoche’? El reto de #CallesCompletas


por Paisaje Transversal para Plataforma Arquitectura






Son muchos los movimientos que reivindican alternativas a la actual movilidad en las ciudades, hechas por y para la circulación de vehículos y lastradas por la vieja mentalidad urbanística que ponía en el centro de todo al coche. Los motivos también son muchos: mejorar la salud de las personas, empezar a usar de forma más racional los recursos económicos a la hora de movernos, rebajar los niveles decontaminación (tanto la acústica como la atmosférica), e incluso la propia eficacia a la hora de desplazarnos empleando el menor tiempo posible.

Sí, nos referimos a los eternos e inevitables atascos diarios que todos hemos sufrido.

Entonces, si todos son ventajas para todos los sectores, ¿por qué no tenemos ya implantado un sistema alternativo de movilidad en nuestras calles? Hay muchas respuestas a esas preguntas. Empezando por la resistencia al cambio de parte de la ciudadanía, a la falta de priorizar este tema en los programas políticos, pasando porque no hay un modelo universal ni mágico que pudiera solucionar todos los problemas de golpe en todos los lugares. Superando estas barreras, podemos empezar por analizar quién usa en la actualidad las calles, quiénes no y sus motivos.




Para empezar, los trazados urbanísticos de grandes ciudades como Madrid desvelan como el 70% del espacio público está usado por un medio de transporte, el coche, que solo llevan al 40% de los viajeros. ¿Esto es sensato? La transformación hacia una ciudad más accesible y universal para todas las personas pasa por repartir el espacio equitativamente con el objetivo último: que todo el mundo encuentre su espacio y nadie se sienta excluido de las calles. Esto pasa, no por excluir al coche, como muchos cree que son las nuevas propuestas de viabilidad, si no por incluir a los que hasta ahora no estaban en el plano. Además de algunas formas de movilidad –como las bicicletas- también pasa por invitar a formar parte de nuestras calles a la naturaleza. Un desarrollo urbano sostenible nunca puede olvidarse de este elemento vital en la vida de las personas.
Todas estas reflexiones se encuentran en el proyecto Calles Completas. No es un término nuevo –hay experiencia previas como las Superilles y la Zona 30 Chamberí en España, o bien otras a nivel internacional como las 'Complete Streets' en paises como EEUU, Canadá o ejemplos que se pueden encontrar por toda Latinoamérica- pero Paisaje Transversal y Hécate Ingeniería, en la alianza a través de #Churruca15, lo aterrizan a nuestros municipios con una idea: humanizar y llenar de vida el entorno urbano. Con la herramienta de la Triple Dimensión en el Espacio Público nos aseguramos que todas esas partes fundamentales de la diversidad urbana se incorporen y corrijan el desequilibrio existente:
Diversidad de usos y gestión




Las calles deben estar pensadas para recorrerlas en transporte público, en vehículo privado, en bicicleta y… a pie. Sin olvidar otros modos de movilidad como la silla de ruedas, claro está. Muchas veces los peatones son infravalorados y no son incluidos como prioritarios en los planes, incluso aunque superen en número a los ciudadanos que se desplazan con otros medios. Por otro lado, las calles de las ciudades deben invitar a sus residentes a estar y esto puede conseguirse involucrando a la ciudadanía en la gestión de los espacios públicos.
Seguridad y confort

Hay estudios –sobre todo de género— que demuestran que el diseño de algunas vías desincentivan a gran parte de la sociedad a usarlas. Muchas mujeres, personas mayores, aquellas con diversidad funcional o a los sectores infantiles de la población son expulsadas de la calle porque estas no reúnen las condiciones adecuadas a nivel de diseño o distribución del espacio: Puede ser la falta de luz, el angosto espacio de paso, la falta de comodidad por el exceso de ruido, la inseguridad por compartir espacio con otros transportes más agresivos, etc.

Hay que tener en cuenta —no solamente desde el punto de vista de la movilidad— que las calles también son para ‘estar’, no solo para ‘pasar’. Por eso habrá que ver si hay espacios de permanencia, si estos están adecuados al lugar (clima) y si resultan atractivos para ser realmente usados por las personas. Aquí entra en valor los elementos naturales que mejoran muchos otros aspectos.
Accesibilidad (universal) y conectividad

¿Si los peatones no quieren pasar por una calle por ser incómoda o desagradable podemos hablar realmente de que la ciudad está conectada? Entendemos que no, por eso hay que asegurarse de que todas las personas, independientemente de su condición (género, edad, físico, etc.) y de la forma en la que se desplacen, deberán tener opciones de movilidad y opciones para permanecer. Siempre de manera proporcional. Indudablemente el diseño del espacio público y la movilidad es una poderosa herramienta para garantizar la accesibilidad universal y la creación de espacios o calles más inclusivas
.© Paisaje Transversal

Todas estas ideas confluyen en el proyecto de Calles Completas que tiene como punto de partida el urbanismo táctico o de placemaking: intervenciones ágiles que vinculan movilidad, espacio público y participación, encaminadas a generar calles llenas de vida a través de prototipos evaluables. Este tipo de propuesta tiene numerosas ventajas, como su bajo coste, la temporalidad de las acciones, ser medidas ágiles, adaptativas a muchos espacios diferentes). Aunque como todo, tiene un gran peligro.

Lamentablemente, vemos como el urbanismo táctico puede ser tomado como un parche por parte de algunas corporaciones para evitar su responsabilidad de intervenir de forma integral y rigurosa en sus calles. Y es que el urbanismo táctico tiende a interpretarse como un fin en sí mismo, cuando realmente es un medio para conseguir cambios estructurales en la ciudad a través de la lógica del urbanismo en "beta permanente". De modo que este tipo de intervenciones tienen que estar siempre incorporadas en una estrategia más amplia y han de ser completadas con otro tipo de acciones así como un sistema de evaluación que nos permita avanzar hacia intervenciones óptimas y perdurables.


De todo esto y mucho más hablamos en la conferencia de TEDx en Madrid. Nuestro compañero de Paisaje Transversal, Iñaki Romero ,explicó todos los aspectos y profundizó en las fases en las que se debería llevar a cabo las Calles Completas para resultar satisfactorias, tanto a nivel de movilidad como de redistribución del espacio público.

Finalmente, os animamos a consultar los diferentes artículos que se han publicado recientemente sobre el tema en El País y en Ecomovilidad.net.

viernes, 23 de febrero de 2018

PATRULLA FLEECE







El Galpón, una pequeña granja de ovejas en El Calafate, Patagonia. La región sur es la principal zona productora de lana de Argentina, y es hogar de alrededor de diez millones de ovejas, de las cuales el 75 por ciento son merinas, produciendo 28,000 toneladas de lana merina por año


publicado por POR LAURA HAWKINS para Wallpaper
Con el poder de salvar el alma y vender acciones, la sostenibilidad es el nuevo santo grial del lujo. Como investigamos en dos informes especiales, comienza con los pioneros reconsiderando la producción de materias primas. La Parte I explora cómo eso significa poder rastrear el punto orgánico de una oveja patagónica feliz, la parte II (próximamente) sigue el mismo hilo al investigar el denim teñido de forma natural con índigo cultivado en Tennessee.



Almacén de lana Chargeurs Luxury Materials en Trelew, Patagonia 


Renovable, cálido, resistente a los olores, no inflamable, hipoalergénico, elástico, suave, sin arrugas: la lana es una fibra natural con mucho a su favor. Sin embargo, de acuerdo con un informe de 2017 de la organización global sin fines de lucro Textile Exchange, lana y plumas representa solo el 1,3 por ciento de la producción mundial de fibra. Esto se debe en parte a un problema de comunicación: "Durante los últimos medio siglo, la mensajería del consumidor sobre la lana ha sido confusa", dice Alberto Rossi, gerente de desarrollo comercial de Orgánica, una nueva rama de la compañía francesa Chargeurs Luxury Materials, una de las más importantes del mundo. proveedores líderes de fibra de lana premium. Las alternativas sintéticas baratas tienen ahora una participación del 68,3 por ciento en el mercado de los textiles.

Los consumidores de lujo cada vez más entendidos comprenden el costo ambiental de producir y deshacerse de materiales sintéticos, pero a menudo también son conscientes de algunos de los inconvenientes de la producción de lana, incluida la crueldad hacia los animales, la explotación de los trabajadores y la contaminación. Lo que explica por qué, a medida que los grupos de artículos de lujo toman en serio la sostenibilidad y buscan revisar sus cadenas de fabricación y suministro, los productores están ocupados puliendo sus credenciales ambientales.

Una piel de oveja cuelga en una estación de corte en la Estancia Cerro Buenos Aires, una granja aprobada por Orgánica en El Calafate, Patagonia.

El Galpón, una pequeña granja de ovejas en El Calafate, Patagonia. La región sur es la principal zona productora de lana de Argentina, y es hogar de alrededor de diez millones de ovejas, de las cuales el 75 por ciento son merinas, produciendo 28,000 toneladas de lana merina por año.
Chargeurs Luxury Materials prometió una cadena de suministro sostenible y rastreable cuando lanzó su fibra preciosa Orgánica el otoño pasado. "A través del desarrollo de nuevos estándares globales, queremos convertirnos en el cambiador del mundo de la fibra natural de lujo", dice Michaël Fribourg, presidente y CEO del grupo Chargeurs. Establecer esos estándares significa golpear a los proveedores con una larga lista de protocolos que cubren el bienestar animal y ambiental, la gestión de la tierra y la responsabilidad social corporativa.
Esta cadena de valor comienza con más de 3.500 productores en la Patagonia, Australia, Tasmania, Nueva Zelanda y los Estados Unidos, muchos de los cuales han trabajado con Chargeurs durante generaciones, y algunos de los cuales estarán certificados con el estándar Organica. Una de ellas es la Estancia Cerro Buenos Aires, una finca de 11,000 hectáreas en El Calafate, Patagonia, que produce de 25 a 30 toneladas de lana por año y despluma 1,000 animales por día durante la temporada de esquila de otoño de una semana. Los cultivadores de Organica producen "lana grasosa" de entre 14 (la misma finura que la cachemira producida por la cabra) y 23 micrones. Luego se peina y se hila en hilo de alta gama. La lana por debajo de 20 micras es adecuada para aislar el rendimiento de rendimiento próximo a la piel, mientras que 18.5 micras es el diámetro de fibra óptimo para un traje de lana peinada suave.




Un agricultor demuestra esquila de ovejas en la granja El Galpon 

Orgánica tiene un enfoque de dos vías para la trazabilidad. Las marcas (y sus clientes) pueden rastrear la granja específica o los agricultores que han suministrado su lana merino. O bien, pueden trabajar con Orgánica para desarrollar un programa completo de trazabilidad, que se extiende a través de cada etapa de la cadena de suministro, desde ovejas a hilanderos, fabricantes de prendas de vestir a tiendas. Una empresa externa es responsable de auditar cada elemento de la cadena de suministro. "Cada agricultor tiene que demostrar un alto nivel de cumplimiento con nuestro exigente protocolo Orgánica", dice Federico Paullier, director general de Chargeurs Luxury Materials, con sede en Uruguay.

El Informe de mercado de fibras preferidas de Textile Exchange estima que la lana orgánica constituye solo el uno por ciento de los 1,2 millones de toneladas de lana producidas en todo el mundo, pero la demanda de lana trazable y ética está cobrando impulso. Presentado los protocolos de Organica, la organización sin fines de lucro estableció el Estándar de lana responsable en 2016, auditando granjas de ovejas de acuerdo con los estándares de gestión de la tierra y el bienestar animal. Esto incluye pautas para prevenir la degeneración ambiental debida al pastoreo de animales y restricciones al "minado", un procedimiento doloroso y controvertido, utilizado en Australia, que elimina las tiras de piel de los pantalones de las ovejas para evitar la miasis o la "picada de moscas".

Almacén de lana Chargeurs Luxury Materials en Trelew, Patagonia 

Gabriela Hearst, que creció en Uruguay en un rancho de ovejas merinas que ha formado parte de su familia durante seis generaciones, fundó su marca epónima centrada en la sostenibilidad en 2015. Operando su marca de moda desde Nueva York, suministra a las fábricas italianas lana con la suya propia. cultivar y compra fibra excedente de material no procesado como parte del proceso de producción de su etiqueta. "No soporto la idea de que la lana más bella del mundo esté en un almacén porque tiene algunas temporadas", dice Hearst. "Para ser una verdadera marca de lujo hoy, debe tener un fuerte compromiso con las materias primas".

La firma de moda con sede en Nueva York Theory lanzó su colección de cápsulas Good Wool centrada en la sostenibilidad para A / W 2017, comprando lana de Beaufront, una granja ética en Tasmania, que luego se hila en la fábrica textil Tollegno en Italia, con energía renovable.

El compromiso a largo plazo de Stella McCartney con la manufactura sostenible alguna vez se vio inconstante; ahora sus puntos de vista son convencionales. Aún así, ella sigue presionando para obtener más atención y preocupación en toda la industria. En noviembre pasado, el sello británico y la Fundación Ellen MacArthur lanzaron la Iniciativa de Fibras Circulares, un informe que evalúa el devastador impacto ambiental de la industria textil. Sus hallazgos incluyen una estimación de que para 2050, 22 billones de toneladas de microfibras sintéticas se habrán liberado en los océanos.

El hilado de lana Gold Level de Cradle-to-Cradle de la marca se produce sin utilizar sustancias tóxicas y, por lo tanto, se puede biodegradar de forma segura en el suelo. "A través de cada paso de la cadena de suministro optimizamos los insumos químicos", dice McCartney sobre el proceso que tardó dos años en desarrollarse. Su compromiso con la producción de lana promueve el concepto de una economía circular no lineal, donde las prendas se reutilizan, se reciclan o se aprovechan biológicamente para regenerar los sistemas naturales. "Nuestro objetivo era asegurarnos de que uno de nuestros hilos de lana clave fuera un elemento seguro para esta idea".




Los productores de Orgánica producen lana merino 'grasienta' de entre 14 y 23 micras 

Woolmark está desarrollando su relación con el Fashion Tech Lab, cuyo objetivo es ayudar a las marcas a mejorar su huella ambiental. Busca a los productores que no usan productos petroquímicos, detergentes tóxicos APEO / NPEO basados ​​en compuestos o acabados a base de fluorocarbono, y favorecen los tintes sin agua. El fabricante textil con sede en Bangkok Yeh Group usa DryDye, un dióxido de carbono reciclado y comprimido para teñir la tela. Pili, que opera desde dos laboratorios en Francia, cultiva bacterias para producir colorantes naturales renovables, mientras que Colorifix ha desarrollado un nuevo enfoque para teñir desde su sede en Cambridge, Reino Unido, que utiliza diez veces menos agua que las prácticas convencionales.

La calle principal también hace los deberes. En septiembre pasado, Control Union, un especialista global en programas de sostenibilidad, unió fuerzas con H & M para lanzar Connected, un servicio de datos que permite a los minoristas rastrear cadenas de suministro complejas. Connected está trabajando actualmente con 600 compañías, que pueden rastrear si se están utilizando prácticas controvertidas como el minado dentro de su cadena de suministro, o si la fibra de lana se está mezclando con otros materiales a medida que viaja río arriba. Incluso tienen la opción de colocar códigos QR en sus etiquetas de ropa, como una forma para que los clientes rastreen digitalmente el origen de una prenda.

El objetivo de Chargeurs Luxury Materials es que el 50 por ciento de su fibra de lana cumpla con el estándar Organica en 2021, y el 100 por ciento en la década siguiente. Para los productores de la compañía, que ya operan con altos valores de producción, cumplir con estos nuevos estándares implica costos adicionales. Es posible que los agricultores tengan que comprar fertilizantes orgánicos, pesados ​​y sin metales, instalar nuevos corrales de viviendas o capacitar a su personal en prácticas revisadas de parto, corte y sacrificio. "Los agricultores necesitan hacer muchos deberes", dice Paullier. Sin embargo, estima que después de implementar el protocolo de Organica, los beneficios de los agricultores aumentarán en un cinco por ciento. 'Es una inversión. Cuando crecemos, crecen ". También estima que el aumento en el costo para la marca será del uno por ciento, e incluso menor para el consumidor. Para que los clientes adquieran prendas de alta calidad, trazables y renovables, que se puede implementar en una economía circular, es un pequeño margen para absorber. "Al final del día", agrega Paullier, "la persona que realmente va a impulsar esta demanda es el consumidor".


POR LAURA HAWKINS

FOTOGRAFÍA: GEORDIE WOOD

martes, 20 de febrero de 2018

La madera, uno de los materiales constructivos más antiguos de la humanidad y uno de los más usados para el diseño de construcción sostenible

 publicado por Misiones online
La madera es uno de los materiales constructivos más antiguos de la Humanidad. Es un material perfecto, ya considerado como el material de construcción del futuro gracias a sus características únicas. Mayor resistencia al fuego, es sustentable, reciclable y aislante, está colmada de innumerables diseños, colores, tonos y formas que la naturaleza le otorga, además de su gran versatilidad y capacidad de adaptación a geometrías complejas y todo tipo de proyectos arquitectónicos, hoy más exigentes en construcción con la arquitectura sustentable o también conocida como arquitectura sostenible, arquitectura verde, eco-arquitectura y arquitectura ambientalmente consciente.
Algunas de las características por las que se elige la madera, especialmente por su durabilidad o su fuerza, lo mantienen entre los cinco materiales más usados de la actualidad para el diseño integral de una vivienda. Además, es ideal para diseño y elemento de decoración del ambiente.
De origen natural y renovable, el proceso productivo de la madera requiere un bajo consumo energético y respeta la naturaleza. Además, es un aislante natural que reduce la cantidad de energía necesaria para la climatización de los espacios.Es esta función de aislamiento, unida a su demostrada sostenibilidad, lo que ha convertido a la madera en uno de los elementos constructivos más demandados a nivel global.
“El desarrollo del mercado de la construcción con madera es fundamental para la contribución al déficit habitacional, a la preservación del medio ambiente, al aprovechamiento de los recursos forestales del país y a la generación de empleo y bienestar en múltiples economías regionales. Sin dudas, es un tren al que Argentina debe subirse para aprovechar de manera sostenible un recurso existente y convertirlo en una gran solución para la población”, sostiene el gerente comercial de la Cámara de la Madera (Cadamda), Carlos Lassalle.
En imágenes, una galería de fotos de casas construidas en la Argentina, España. Canadá, Inglaterra, Noruega, Sudáfrica, Austria, Suiza, entre otros países.




viernes, 16 de febrero de 2018

Mercado Libre expande su huella, pero no de carbono



por J. Francisco De Anda Corral para El Economista 5-2-2018

Mercado Libre, la plataforma de comercio en línea, reporta un crecimiento de 26% en su plantilla de colaboradores y 24.6% en el número de usuarios en los 19 países donde opera, siendo Argentina, Brasil y México donde tiene mayor presencia, de acuerdo con el Informe de Sustentabilidad 2016.








Mercado Libre, la plataforma de comercio en línea, reporta un crecimiento de 26% en su plantilla de colaboradores y 24.6% en el número de usuarios en los 19 países donde opera, siendo Argentina, Brasil y México donde tiene mayor presencia, de acuerdo con el Informe de Sustentabilidad 2016.

De la mano de este crecimiento, la plataforma de e-commerce, como parte de su programa de RSE, ha renovado su compromiso con la sustentabilidad y el medio ambiente, que desarrolla en tres ejes: arquitectura sustentable, el programa de las cuatro R y la medición de la huella de carbono.
ARQUITECTURA SUSTENTABLE

Para lograr que su infraestructura tenga menos impacto en el ambiente, se han pensado y diseñado espacios de trabajo con criterios sostenibles. Muchas de sus nuevas locaciones cuentan con la certificación LEED Core & Shell.

Como botón de muestra, Mercado Libre presume la Melicidade, su nueva sede en Brasil, país del que proviene más de la mitad de sus ingresos (54%) y donde trabaja 29% de su plantilla. Esta nueva construcción permitió reducir la intensidad energética en el país en 82.8 por ciento. La mitad de la energía consumida se obtiene de 1,800 páneles solares ubicados en el techo del complejo. La iluminación es 100% automatizada y utiliza lámparas led, reduciendo en 75% el consumo energético. Además, se incorporaron cuatro tanques que recuperan agua de lluvia, para riego y abastecimiento sanitario.
CUATRO R

Este programa hace conciencia en los empleados y usuarios en la importancia de repensar, reducir, reutilizar y reciclar, mediante él se han recuperado 19 toneladas de residuos.

La campaña EcoFriday, parte de este programa, fomenta el consumo responsable y la venta de productos sostenibles que tengan menor impacto en el ambiente, ya sea por su eficiencia energética, que se elaboren con materiales reciclados o por su baja emisión de contaminantes. En el 2016, se vendieron 18,000 productos.
QUE NO QUEDE HUELLA

Con 4,146 empleados, 4,553 proveedores y más de 170 millones de usuarios, la empresa está consciente de su huella ambiental, calculada en 36,306 toneladas de CO2, por lo que se ha comprometido ampliando el alcance de la medición, identificando con mayor precisión sus fuentes de emisión de gases de efecto invernadero y diseñando estrategias y acciones para reducirlos.