viernes, 30 de septiembre de 2016

Casas ecológicas baratas: copia este diseño gratuito y construye la tuya Autor: hoja de router (colaborador de idealista news)



Casas ecológicas baratas: copia este diseño gratuito y construye la tuya
Autor: hoja de router (colaborador de idealista news)

¿Te imaginas descargarte unos cuantos manuales gratuitamente y construir con ellos tu propio hogar ecológico, en cinco días y por tan solo 25.000 dólares (unos 22.000 euros)? Aunque ya sabemos que existen inventos para el hogar que podemos construir nosotros mismos gracias a plataformas de ‘hardware’ libre como las placas Arduino, la construcción de casas gracias a un kit de herramientas de código abierto todavía puede sonar futurista.
Sin embargo, ese es el objetivo que se ha marcado el Open Building Institute, una iniciativa que acaba de recaudar 115.860 dólares (102.000 euros) en Kickstarter para que todos podamos tener una vivienda asequible y sostenible dentro de unos años.
Por el momento, los creadores del proyecto han publicado una librería ‘open source’en la que se pueden descargar ya los primeros diseños de muebles y módulos de construcción, como puertas, ventanas o tejados, que pueden combinarse cual piezas de Lego.
Además, también estarán disponibles las instrucciones para dar el toque ecológico al hogar, logrando que esté bien aislado, recoja el agua de lluvia, se mantenga con energía solar y produzca biogás aprovechándose de los desechos orgánicos.

Además, cumpliendo una serie de requisitos, cualquier diseñador podrá compartir en el Open Building Institute sus propias propuestas, que serán revisadas por un equipo de arquitectos y expertos de la construcción. Si GitHub se ha convertido en la plataforma para que los desarrolladores web colaboren entre sí compartiendo código, Open Building Institute aspira a hacer lo propio en el mundo de la construcción.

“El diseño en sí mismo dictará la forma en la que construyas [la casa], pero el número de opciones que puedes construir es infinita”, ha explicado Marcin Jakubowski, cofundador de la iniciativa. Ahora bien, aún queda trabajo por delante para conseguir que todo el mundo pueda construirse una casa de unos 60 metros cuadrados que apruebe la certificación de sostenibilidad Living Building Challenge.

Eso sí, rescuerda que, aunque con estos planos gratuitos ya no necesitas arquitecto para que te haga el diseño de la vivienda, en España sí necesitarás uno como proyectista y director de obra, según lo establecido en la Ley de Ordenaciónd de la Edificación, como ha explicado el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid a idealista/news.
El matrimonio que pretende democratizar la construcción 

Jakubowski es una personalidad reconocida por su labor en defensa de la filosofía ‘open source’. Hace unos años, su plataforma Open Source Ecology, de la que ya te hablamos hace un tiempo, se convirtió en un éxito. Agricultores e ingenieros pusieron a disposición de quien lo deseara los detalles para fabricar herramientas útiles en el campo, desde una cortadora láser a una sembradora.


Su mujer, Catarina Mota, también tiene experiencia en el mundo del ‘hazlo tú mismo’. Cofundadora del grupo de investigación Open Materials, esta ‘maker’ ha impartido incluso charlas TED sobre materiales inteligentes. La idea de crear Open Building Institute nace de la propia experiencia personal de esta singular pareja después de su enlace matrimonial en 2013.

Fue entonces cuando pensaron que la granja de Misuri a la que se habían mudado era demasiado pequeña. Querían un hogar cómodo, asequible, construido con los materiales de la zona, con posibilidad de ampliación y capaz de generar su propia energía y sus alimentos.

Se dieron cuenta de que la granja de sus sueños no existía, así que se pusieron manos a la obra para ampliar su casa. Le fueron añadiendo varias estancias, entre ellas un amplio invernadero hidropónico en cuya construcción trabajó un equipo de 35 voluntarios.

Si ellos habían conseguido combinar materiales locales, unos cuantos diseños modulares y la construcción colaborativa para erigir una casa ecológica, ¿no podían lograr que su proyecto fuera replicable por todo el que lo deseara?
Un GitHub de la construcción para que cada uno elija su casa

Esta pareja ha recaudado una cantidad superior a la que pedían en Kickstarter, así que ya tienen asegurado que podrán continuar su trabajo en el Open Building Institute. Uno de los primeros diseños completos que estará disponible será Starter Home, esa asequible construcción de unos 60 metros cuadrados que obtendrá la energía necesaria de la luz solar y los alimentos para sus residentes de un invernadero.



Eso sí, por el momento tienen que construir el prototipo y comprobar su idoneidad para después documentar todo los detalles. Por eso creen que hasta 2018 una Starter Home completamente replicable no estará lista.

Más allá de compartir los diseños disponibles, esta organización también ofrecerá certificados a los constructores. Para ello, tendrán que acudir a una serie de talleresen los que aprenderán técnicas de construcción rápida. Después, podrán organizar ellos mismos los talleres o ayudar a terceros a edificar su hogar. Eso sí, el propietario tendrá que pagar para que esos constructores le ayuden a edificar su hogar, si bien podrá optar por construirlo con sus conocidos.


“Toda la tecnología para construir una casa autónoma existe, es solo una cuestión de emplearlas todas bajo un mismo techo”, ha asegurado Marcin Jakubowski, el cofundador del Open Building Institute. Obviamente, construirse una vivienda buena, bonita y barata es en realidad bastante más complicado que automatizar el control de la calefacción con una placa Arduino.

De hecho, las carencias de esta plataforma de código abierto ya han sido criticadas por algunos arquitectos. Así que habrá que comprobar si este reputado matrimonio de defensores del ‘open source’ cumplen el ambicioso plan que han previsto para los próximos años con el fin de que el diseño y la construcción de casas sea un proceso abierto, colaborativo y beneficioso tanto para el bolsillo de los que vivan en ellas como para el medio ambiente