domingo, 28 de junio de 2015

EMIUM. Envase Modular Interconectable de Usos Múltiples



EMIUM. Envase Modular Interconectable de Usos Múltiples


Envase Modular Interconectable de Usos Múltiples
El “Envase Modular Interconectable de Usos Múltiples” (Emium) puede parecer, a simple vista, una pieza gigante de Lego. Pero esta invención constituye un ingenioso recurso que posibilita la reutilización eficaz de los envases descartables, gracias a la particularidad de constituir, una vez vacío, un módulo con calce a presión, que permite encastre con otros envases de iguales características.
Este envase es encastrable y reutilizable. La idea es que todo lo que se consume, ya sea agua, leche, zumos, gaseosas, etc. esté contenido en estos envases, para posteriormente ser reutilizados, ya sea para divertirse, como también para armar estanterías, mesas, sillas o hasta incluso, una vivienda.
Otro ejemplo muy parecido es el Heineken cube, un envase modular también interconectable pero esta vez con botellas de cerveza.
La invención del argentino Luis Pittau y su mujer (recientemente fallecida) Mirta Facsi, nació del interés de buscar una respuesta a la inmensa cantidad de residuos plásticos que contaminaban ríos, mares y el planeta en general.
Luis Pittau
Este invento puede fabricarse en cualquier material plástico, tales como PET, PVC y polietileno. Puede también adoptar cualquier forma geométrica, y es ideal para contener líquidos (agua, zumo, leche, refrescos, lubricantes) o sólidos (cereales, condimentos, golosinas …).
EMIUM. Envase Modular Interconectable de Usos Múltiples
Una vez vacíos de contenido, los envases Emium se transforman en módulos constructivos para desarrollar estructuras de carácter recreativo, funcional u ornamental, como juguetes, cajas, muebles, techos, estantes y hasta casas enteras.
EMIUM. Envase Modular Interconectable de Usos Múltiples
Por su capacidad de encastrarse entre sí, los envases EMIUM no necesitan film termocontraíble, caja o cinta de embalaje para su estoqueado y transporte, por lo que producen un ahorro en el packaging externo. La posibilidad de acople de los envases reduce el volumen que ocupan y su volcabilidad, le da mayor capacidad de estibamiento (vertical y horizontal), y reduce los pasos operativos necesarios durante la fabricación,el llenado y el palletizado.
El Emium fue elegido entre los 100 productos que cambiarán al mundo en el nuevo milenio. Sólo en 1997, este genial envase recibió la Gran Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, la Medalla de la Expo Mundial de Inventos de Ginebra, la Copa de la Federación Mundial de Inventores, y el Premio OSEC del Gobierno Suizo por su contribución al medio ambiente.
A punto de cumplir quince años de vida, el Emium es el envase más premiado del mundo. ¡Y es latinoamericano!.
Más información: emium.com.ar.
Seguir leyendo: http://ecoinventos.com/emium-envase-modular-interconectable-de-usos-multiples/#ixzz3eLvfcv7y